Crítica de Año Nuevo

ac3b1o-nuevo-paulina-garcc3ada-grande-870x480

Ese momento tan marcado como límite entre pasado y futuro que no sólo nos obliga a cambiar el calendario, sino que también parece hacernos cambiar de vida. Esta nueva obra de Viajeinmóvil trata las esperanzas, las penas que artificialmente quedan atrás y la eterna repetición del rito con sus alegrías y sus dolores. Paulina García* y Jaime Lorca son una familia marcadamente chilena, con sus deseos de tener una casa en el barrio alto con alguien que haga el aseo y escondiendo a parientes como la hermana solterona y al padre octogenario con exceso de desinhibición.

El lugar es siempre el mismo: la casa a la que se cambiaron durante su momento más exitoso en términos monetarios y que es también el punto de encuentro, cada año, de personajes tan disímiles. Cada personaje en la vida de esta pareja, sin duda forma y cambia la vida de nuestros personajes principales. Los resultados de sus actos durante un año nuevo se verán en los próximos. Es quizá la selección de momentos que pasa por delante de los ojos de quien muere, conectando los puntos de inflección de su vida antes y después de ese momento en que todos los años sentimos que nuestras vidas acaban y comienzan en sólo un segundo.

Con el teatro de objetos y su uso de máscaras y otros elementos que pueden verse caricaturescos, parece siempre haber un riesgo de caer en la comedia absurda en momentos en que se quisiera intimidad o un silencio triste. Viajeinmóvil, sin embargo, logra ir de un lado al otro en el rango de emociones: se escuchan carcajadas y se viven algunos momentos en que se aprieta la garganta. Esto no es casualidad. La compañía conoce bien su arte y no dejan que los objetos manden y se lleven el protagonismo todo el tiempo. Se logran trasmitir los significados de los objetos y las posibilidades que alcanzan por las formas en las que los utilizan, pero no se pierde de vista el mediador entre lo visual y las emociones del público. La compañía sabe explotar las posibilidades de este tipo de teatro. El único recurso que podría considerar como innecesario es el uso de la voz en off, pues le da un tinte de moraleja con un recurso técnico que no tiene que ver con la forma en que se creaba significado durante la obra.

Las máscaras de Tomás O’Ryan crean una ilusión increíble al cambiarle las facciones a García y a Lorca. Sin duda, el trabajo cuidadosamente hecho se demuestra en que los continuos cambios de máscaras no estropean el ritmo de la obra. A esto se le suma, claro está, el trabajo de ensayo de dramaturgia de García, Gijón y Lorca. Otro aspecto técnico que suma al todo es la música de Juan Salinas. Sus notas capturan la atmósfera de los distintos momentos de la obra y contribuye a los cambios de ritmo – necesario en una producción que requiere mover al público de una emoción a la otra.

*GAM recientemente informó la que actriz Paulina García deberá ausentarse de las funciones de Año Nuevo después del 25 de marzo. La reemplazará la actriz Tita Iacobelli.

Más información: Año Nuevo en GAM

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s